¿Cuáles son las consecuencias de padecer bruxismo?

El bruxismo o más conocido como rechinar de dientes es un hábito involuntario que afecta a nuestras articulaciones, músculos y piezas dentales.

Por lo general, suele producirse por la noche y sin que el paciente sea consciente de ello, pero también se dan casos de bruxistas diurnos. Según estudios, el bruxismo es producido por situaciones de estrés o ansiedad.

Si te despiertas con la zona mandibular dolorida, con dolor de cabeza o molestias al morder, puede que seas bruxista. Lo mejor en estas circunstancias es que acudas a un dentista que pueda examinar tu caso particular y establecer un diagnóstico lo antes posible.

En personas bruxistas, el tratamiento para solventar este problema consiste en utilizar unas férulas de descarga por la noche que amortigüen la presión ejercida por la mandíbula y evitando la mordida. La función de ésta es evitar la fricción entre las piezas dentales para reducir su desgaste. Si no se pone remedio a tiempo a esta patología, estas son las consecuencias que puede tener:

Desgaste de las piezas dentales

El desgaste del esmalte dental es la principal consecuencia del bruxismo y la más visible. Se caracteriza por unos dientes aplanados debido al continuo roce entre ellos a lo largo del tiempo. Este desgaste dental provoca una estructura dental dañada y, en ocasiones, dientes fracturados.

Sensibilidad a estímulos externos

Los dientes se vuelven más sensibles al ingerir alimentos o bebidas frías y calientes e incluso a los dulces. El bruxismo hace que se pierda parte de la capa que se encarga de proteger el diente, dejando expuesta a la dentina frente a estos estímulos externos.

Problemas en la articulación temporomandibular

En el bruxismo están implicados los músculos y articulaciones que se encuentran alrededor de la mandíbula, cara y cuello. Éstos se encuentran en constante tensión provocando dolor en estos tejidos.

 

Para poner solución a este problema la mejor solución es acudir a una clínica dental para que un dentista evalúe nuestro caso. Si te sientes identificado con estos síntomas puedes llamar a nuestra Clínica Amalthea en Vitoria al 945 174 171.